Filosofía


 

En AGRIPPA no medimos nuestros muebles por su precio, sino por su valor. ¿Quién es capaz de ponerle precio a un amanecer o a una sonrisa? Nuestros diseños se fabrican con LAS MANOS. Con toda la perfección y rigor del trabajo artesanal. La experiencia y amor a la profesión que atesoran algunos artesanos, es un patrimonio de incalculable valor que por nuestra parte estamos dispuestos a preservar y fomentar. Nuestros muebles se diseñan con EL CORAZÓN. Con la convicción de encontrar algo más allá de la geometría. Buscamos  el origen de ciertos sentimientos, ligados a experiencias sensoriales. Esa extraña alquimia que se produce en nuestro interior cuando vemos y tocamos determinadas cosas. Nuestros diseños son para ver, tocar y sobre todo sentir. Nuestros clientes comparten una característica que los hace muy especiales. Ellos no son solo profesionales altamente cualificados o personas de extraordinario gusto. Ellos son sobre todo ADICTOS A LA BELLEZA.